10 Mitos sobre la Nutrición

Se podrá conversar de cualquier cosa
Avatar de Usuario
doctorsergio5
Administrador
Administrador
Mensajes: 26
Registrado: Agosto 7, 2019, 6:13 pm
Agradecimiento recibido: 1 vez

10 Mitos sobre la Nutrición

Mensaje por doctorsergio5 » Agosto 27, 2019, 5:30 pm

Las creencias populares y mitos son abundantes en relación a la alimentación y dieta, muchos de ellos son falsos, pero no sabemos cuáles son falsos. Aquí te entregamos las respuestas a 10 mitos muy populares en nuestra sociedad:
1. El pan engorda

El pan es un alimento rico en hidratos de carbono (azúcares) que aporta parte de las calorías básicas que necesitas para vivir. Te hará subir de peso si la cantidad ingerida sobrepasa las necesidades diarias (2 porciones al día), si el agregado o acompañamiento es calórico (queso mantecoso, mermeladas con azúcar abundante, embutidos, entre otros), si eliges las presentaciones más altas en grasas (como hallullas y dobladitas), entre otros.

En cambio, si prefieres las versiones integrales, bajas en hidratos de carbono, o si las porciones son limitadas y los agregados son bajos en grasas y bajos en calorías, el pan sólo te aportará nutrientes de buena calidad y será un alimento que puedes consumir a diario, sin llegar a eliminarlo.

2. Tomar agua en las comidas engorda

El agua no tiene calorías. Por lo tanto no te hará subir de peso si se toma antes, durante o después de las comidas. Lo que sí te puede hacer engordar es la ingesta de líquidos con azúcar. Las presentaciones con azúcar son bebidas gaseosas tradicionales, jugo de fruta, pulpas de fruta, entre otros.

Tampoco tiene la capacidad de quemar grasas, por lo que no es recomendable que la tomes con ese fin.

Si estás realizando dieta, el agua te ayudará a controlar la ansiedad, limitar la cantidad de cada comida, aumentará el tránsito intestinal. La cantidad total recomendada es en general en un adulto sano entre 2-2,5 litros.

3. Los alimentos light se pueden comer en forma libre

Los alimentos light son adecuados cuando forman parte de una dieta para bajar de peso, como una manera de permitir la ingesta de alimentos que en forma corriente estarían eliminados o muy restringido de un plan de alimentación bajo en calorías. Por lo tanto, no deben ser consumidos en forma libre, ya que el aporte calórico es menor, pero no ausente.

En Chile, las palabras "light" o "diet" no están validadas en la normativa chilena. Los términos validados son "libre" de calorías (<5 calorías en 100 gr o ml), "bajo" en calorías (< 40 cal) y "liviano en calorías" (< 50% del producto original).

4. Las vitaminas engordan

Las vitaminas son nutrientes que no aportan energía, por lo tanto no es posible que hagan subir de peso. Las cantidades necesarias son diferentes según la persona, ya que depende de muchos factores como son el género (hombre/mujer), edad, enfermedad, entre otros.

Una persona que lleve una alimentación variada y equilibrada puede cubrir sus necesidades de vitaminas y de minerales sin necesidad de llegar a la suplementación con multivitamínicos.

5. Las grasas vegetales son más sanas

En muchos productos se señala que contienen "aceites vegetales", lo que puede confundir al consumidor porque se asocian con grasas que tienen un beneficio para la salud. Cuando es referido a aceites vegetales tipo aceite de oliva, maravilla o pepita de uva, este concepto es adecuado. Sin embargo para otros casos la grasa vegetal no causa beneficios para la salud, por ejemplo cuando la grasa vegetal se encuentra en su estado sólido o cuando contienen grasas saturadas procedentes del aceite de coco y de palma y que son perjudiciales para la salud cardiovascular, ya que tienen la capacidad de aumentar los niveles de colesterol sanguíneo.

Las grasas insaturadas ayudan a reducir los niveles de colesterol en sangre. Se encuentra principalmente en los alimentos de origen vegetal, como el aceite de oliva y de semillas (girasol, maíz, soja), frutos secos y como excepción, en los pescados azules (alimento de origen animal). Estos aceites no son tan utilizados en la elaboración de productos de alimentación por su elevado precio.

6. Saltarse las comida te hace adelgazar

Uno de los pilares fundamentales para llevar una alimentación saludable, es mantener una ingesta de alimentos cada 4 horas, de esta manera nos mantenemos mas satisfechos por mas tiempo y ayudamos a mantener nuestro metabolismo activo.

7. La fruta engorda

Debemos mantener una ingesta de 1 a 2 porciones de frutas al día, si la consumimos en exceso, entregaremos a nuestro organismo exceso de fructosa, la cual se convierte en energía, que si no la utilizamos se va a almacenar como grasa en nuestro cuerpo.

Es por esto que se recomienda su consumo pero siempre en una porción adecuada y en tiempos de comidas adecuados.

8. Mezclar proteínas con hidratos de carbono engorda

Todos los seres humanos debemos mantener una ingesta adecuada de carbohidratos, proteínas y lípidos. Si mezclamos carbohidratos con proteínas, como por ejemplo en un almuerzo habitual de carne con arroz, si lo comemos en una porción adecuada, no tenemos porque subir de peso, ya que nuestro organismo necesita ambos nutrientes. En el caso de excedernos con el tamaño de porción, se puede afectar el peso corporal.

9. Comer carbohidratos y frutas en la noche engorda

Si estamos en un tratamiento para bajar de peso, se recomienda evitar el consumo de estos alimentos ya que nos entregan mucha energía, la cual no utilizaremos en el periodo de reposo mientras dormimos, es por esto que se restringe.

Si tenemos un peso normal, podemos consumirlos en la noche pero siempre manteniendo una ingesta adecuada, respetando el tamaño de porción indicada por su médico ó nutricionista tratante.

10. El vino es una excelente fuente de antioxidantes

El vino contiene "estanoles", los cuales cumplen un rol antioxidante muy importante en nuestro organismo. Para que el vino tenga un efecto "protector" a nivel cardiovascular aumentando el colesterol "bueno" denominado HDL, se recomienda no exceder su consumo en 1 copa de vino para las mujeres y 2 copas de vino para los hombres. Si no estás acostumbrado a beber vino, no se recomienda integrarlo a su dieta habitual.

El exceso de su consumo, revierte su efecto protector, por lo cual no tendría ningún efecto beneficioso apara el organismo si incrementamos su ingesta.

Responder